Tipos de ecosistemas

Si te interesa la ecología, seguramente querrás conocer los tipos de ecosistemas que existen y algunos ejemplos para entenderlos mejor.

En este artículo exploramos el concepto de ecosistema y sus principales categorías.

[toc]

¿Qué es un ecosistema?

El ecosistema es la unidad estructural y funcional de la ecología donde los organismos vivos interactúan entre sí y con el entorno circundante. En otras palabras, un ecosistema es una cadena de interacción entre organismos y su entorno. El término «Ecosistema» fue acuñado por primera vez por A.G.Tansley, un botánico inglés, en 1935.

Un ecosistema, un término muy utilizado en biología, es una comunidad de plantas y animales que interactúan entre sí en un área determinada, y también con sus entornos no vivos. Los entornos no vivos incluyen el clima, la tierra, el sol, el suelo, el clima y la atmósfera.

El ecosistema se relaciona con la forma en que todos estos organismos diferentes viven muy cerca unos de otros y cómo interactúan entre sí. 

Por ejemplo, en un ecosistema donde hay conejos y zorros, estas dos criaturas están en una relación donde el zorro se come al conejo para sobrevivir. 

Esta relación tiene un efecto en cadena con las otras criaturas y plantas que viven en la misma zona o en zonas similares. 

Por ejemplo, cuantos más conejos comen los zorros, más plantas pueden comenzar a prosperar porque hay menos conejos para comerlas.

Según Wikipedia,

“Un ecosistema es una comunidad de organismos vivos en conjunto con los componentes no vivos de su entorno (cosas como aire, agua y suelo mineral), interactuando como un sistema. Se considera que estos componentes bióticos y abióticos están vinculados entre sí a través de ciclos de nutrientes y flujos de energía.

Como los ecosistemas se definen por la red de interacciones entre organismos y entre organismos y su entorno, pueden ser de cualquier tamaño, pero generalmente abarcan espacios específicos y limitados (aunque algunos científicos dicen que todo el planeta es un ecosistema) ”.

Los ecosistemas pueden ser enormes, con muchos cientos de animales y plantas diferentes que viven en un delicado equilibrio, o pueden ser relativamente pequeños. En lugares particularmente duros del mundo, como los polos norte y sur, los ecosistemas son relativamente simples porque solo hay unos pocos tipos de criaturas que pueden soportar las temperaturas heladas y las duras condiciones de vida.

Algunas criaturas se pueden encontrar en múltiples ecosistemas diferentes en todo el mundo en diferentes relaciones con otras criaturas similares. Los ecosistemas también constan de criaturas que se benefician mutuamente.

Por ejemplo, un ejemplo popular es el del pez payaso y la anémona: el pez payaso limpia la anémona y la mantiene a salvo de los parásitos, ya que la anémona pica a depredadores más grandes que, de otro modo, se comerían al pez payaso.

“La Tierra como ecosistema se destaca en todo el universo. No hay ningún lugar que sepamos que pueda sustentar la vida tal como la conocemos, ni siquiera nuestro planeta hermano, Marte, donde podríamos establecer un servicio de limpieza algún día, pero con gran esfuerzo y dificultad tenemos que recrear las cosas que damos por sentado aquí.”

~ Sylvia Earle

Un ecosistema puede ser destruido por un extraño. El extraño podría ser un aumento de la temperatura o un aumento del nivel del mar o el cambio climático. El extraño puede afectar el equilibrio natural y dañar o destruir el ecosistema. Es un poco desafortunado, pero los ecosistemas han sido destruidos y desaparecidos por actividades creadas por el hombre como la deforestación, la urbanización y actividades naturales como inundaciones, tormentas, incendios o erupciones volcánicas.

Sigue leyendo para explorar la estructura, los componentes, los tipos y las funciones del ecosistema en las notas sobre el ecosistema que se proporcionan a continuación.

Puede interesante leer qué es y por qué es importante la biodiversidad.

Principales tipos de ecosistema

Un ecosistema puede ser tan pequeño como un oasis en un desierto, o tan grande como un océano, abarcando miles de millas. Hay dos grandes tipos de ecosistemas:

  • Ecosistema terrestre
  • Ecosistema acuático

Ecosistemas terrestres

Los ecosistemas terrestres son ecosistemas exclusivamente terrestres. Existen diferentes tipos de ecosistemas terrestres distribuidos alrededor de varias zonas geológicas. Son los siguientes:

  • Ecosistemas forestales
  • Ecosistemas de pastizales
  • Ecosistemas de la tundra
  • Ecosistema del desierto
  • Ecosistema forestal

Un ecosistema forestal está formado por varias plantas, animales y microorganismos que viven en coordinación con los factores abióticos del medio ambiente. Los bosques ayudan a mantener la temperatura de la tierra y son el principal sumidero de carbono.

Ecosistema de pastizales

En un ecosistema de pastizales, la vegetación está dominada por pastos y hierbas. Pastizales templados, pastizales de sabana son algunos de los ejemplos de ecosistemas de pastizales.

Ecosistema de la tundra

Los ecosistemas de tundra carecen de árboles y se encuentran en climas fríos o donde las precipitaciones son escasas. Estos están cubiertos de nieve la mayor parte del año. El ecosistema en el Ártico o en las cimas de las montañas es de tipo tundra.

Ecosistema del desierto

Los desiertos se encuentran en todo el mundo. Estas son regiones con muy poca lluvia. Los días son calurosos y las noches frías.

Tipos de ecosistemas acuáticos

Los ecosistemas acuáticos son ecosistemas presentes en un cuerpo de agua. Estos se pueden dividir en dos tipos, a saber:

  • Ecosistema de agua dulce
  • Ecosistema marino
  • Ecosistema de agua dulce

Ecosistema de agua dulce

El ecosistema de agua dulce es un ecosistema acuático que incluye lagos, estanques, ríos, arroyos y humedales. Estos no tienen contenido de sal en contraste con el ecosistema marino.

Ecosistema marino

El ecosistema marino incluye mares y océanos. Estos tienen un contenido de sal más sustancial y una mayor biodiversidad en comparación con el ecosistema de agua dulce.

Estructura del ecosistema

La estructura de un ecosistema se caracteriza por la organización de componentes tanto bióticos como abióticos. Esto incluye la distribución de energía en nuestro entorno. También incluye las condiciones climáticas que prevalecen en ese entorno en particular.

La estructura de un ecosistema se puede dividir en dos componentes principales, a saber:

  • Componentes bióticos
  • Componentes abióticos

Los componentes bióticos y abióticos están interrelacionados en un ecosistema. Es un sistema abierto donde la energía y los componentes pueden fluir a través de los límites.

Estructura del ecosistema

Estructura del ecosistema destacando los factores bióticos y abióticos

Componentes bióticos

Los componentes bióticos se refieren a toda la vida en un ecosistema. Según la nutrición, los componentes bióticos se pueden clasificar en autótrofos, heterótrofos y saprótrofos (o descomponedores).

Los productores incluyen todos los autótrofos como las plantas. Se les llama autótrofos porque pueden producir alimentos a través del proceso de fotosíntesis. En consecuencia, todos los demás organismos que se encuentran más arriba en la cadena alimentaria dependen de los productores para obtener alimentos.

Los consumidores o heterótrofos son organismos que dependen de otros organismos para alimentarse. Los consumidores se clasifican además en consumidores primarios, consumidores secundarios y consumidores terciarios.

Los consumidores primarios son siempre herbívoros que dependen de los productores para alimentarse.

Los consumidores secundarios dependen de los consumidores primarios para obtener energía. Pueden ser carnívoros u omnívoros.

Los consumidores terciarios son organismos que dependen de los consumidores secundarios para alimentarse. Los consumidores terciarios también pueden ser omnívoros.

Los consumidores cuaternarios están presentes en algunas cadenas alimentarias. Estos organismos se aprovechan de los consumidores terciarios para obtener energía. Además, por lo general se encuentran en la parte superior de una cadena alimentaria ya que no tienen depredadores naturales.

Los descomponedores incluyen saprófitos como hongos y bacterias. Se alimentan directamente de la materia orgánica muerta y en descomposición. Los descomponedores son esenciales para el ecosistema, ya que ayudan a reciclar los nutrientes para que las plantas los reutilicen.

Componentes abióticos

Los componentes abióticos son el componente no vivo de un ecosistema. Incluye aire, agua, suelo, minerales, luz solar, temperatura, nutrientes, viento, altitud, turbidez, etc.

Funciones del ecosistema

Las funciones del ecosistema son las siguientes:

Regula los procesos ecológicos esenciales, apoya los sistemas de vida y da estabilidad.

También es responsable del ciclo de nutrientes entre los componentes bióticos y abióticos.

Mantiene un equilibrio entre los distintos niveles tróficos del ecosistema.

Cicla los minerales a través de la biosfera.

Los componentes abióticos ayudan en la síntesis de componentes orgánicos que implica el intercambio de energía.

Conceptos ecológicos importantes presentes en todos los tipos de ecosistemas

1. Cadena alimentaria

El sol es la principal fuente de energía de la tierra. Proporciona la energía necesaria para toda la vida vegetal. Las plantas utilizan esta energía para el proceso de fotosíntesis, que se utiliza para sintetizar su alimento.

Durante este proceso biológico, la energía luminosa se convierte en energía química y se transmite a través de niveles sucesivos. El flujo de energía de un productor a un consumidor y, finalmente, a un depredador superior o un detritívoro se llama cadena alimentaria.

Los carroñeros descomponen la materia muerta y en descomposición, junto con los desechos orgánicos, en sus componentes. Luego, los reductores absorben estos componentes. Después de ganar la energía, los reductores liberan moléculas al medio ambiente, que pueden ser utilizadas nuevamente por los productores.

2. Pirámides ecológicas

Una pirámide ecológica es la representación gráfica del número, la energía y la biomasa de los sucesivos niveles tróficos de un ecosistema. Charles Elton fue el primer ecologista en describir la pirámide ecológica y sus principios en 1927.

La biomasa, el número y la energía de los organismos que van desde el nivel del productor hasta el nivel del consumidor se representan en forma de pirámide; de ahí que se la conozca como la pirámide ecológica.

La base de la pirámide ecológica comprende a los productores, seguidos de los consumidores primarios y secundarios. Los consumidores terciarios ostentan la cúspide. En algunas cadenas alimentarias, los consumidores cuaternarios se encuentran en la cúspide de la cadena alimentaria.

Los productores generalmente superan en número a los consumidores primarios y, de manera similar, los consumidores primarios superan en número a los consumidores secundarios. Y por último, los depredadores ápice también siguen la misma tendencia que los demás consumidores; donde, sus números son considerablemente más bajos que los consumidores secundarios.

Por ejemplo, los saltamontes se alimentan de cultivos como el algodón y el trigo, que son abundantes. Estos saltamontes son luego atacados por ratones comunes, que son comparativamente menos numerosos. Los ratones son atacados por serpientes como las cobras. En última instancia, las serpientes son presas de depredadores ápice como el águila serpiente marrón.

En esencia:

Saltamontes → Ratones → Cobra → Águila serpiente marrón

3. Red alimentaria

La red alimentaria es una red de cadenas alimentarias interconectadas. Comprende todas las cadenas alimentarias dentro de un solo ecosistema. Ayuda a comprender que las plantas son la base de todas las cadenas alimentarias. En un entorno marino, el fitoplancton es el principal productor.

Preguntas frecuentes sobre los tipos de ecosistemas

1. ¿Qué es el ecosistema?

El ecosistema es la comunidad de organismos vivos junto con componentes no vivos de su entorno, interactuando como un sistema.

2. ¿Cuáles son los diferentes tipos de ecosistemas?

Los diferentes tipos de ecosistema incluyen:

Ecosistema terrestre

Ecosistema forestal

Ecosistema de pastizales

Ecosistema del desierto

Ecosistema de tundra

Ecosistema de agua dulce

ecosistema marino

3. ¿En qué ecosistema vivimos?

Vivimos en un ecosistema terrestre. Este es el ecosistema donde los organismos interactúan en accidentes geográficos. Ejemplos de ecosistemas terrestres incluyen tundra, taigas y selvas tropicales. Los desiertos, pastizales y bosques caducifolios templados también constituyen ecosistemas terrestres.

4. ¿Cuál es la estructura del ecosistema?

La estructura del ecosistema incluye los organismos y las características físicas del medio ambiente, incluida la cantidad y distribución de nutrientes en un hábitat particular. También proporciona información sobre las condiciones climáticas de esa zona.

5. ¿Cuál es el ecosistema más grande del mundo?

El ecosistema más grande del mundo es el ecosistema acuático. Comprende ecosistemas marinos y de agua dulce. Constituye el 70% de la superficie de la tierra.

6. ¿Cuál es la función principal de un ecosistema?

El ecosistema es la unidad funcional del sistema ambiental. Los componentes abióticos proporcionan la matriz para la síntesis de componentes orgánicos. Este proceso implica el intercambio de energía.

7. ¿Qué hace a un buen ecosistema?

Un buen ecosistema consiste en plantas nativas y especies animales que interactúan entre sí y con el medio ambiente. Un ecosistema saludable tiene una fuente de energía y los descomponedores que descomponen las plantas muertas y la materia animal, devuelven los nutrientes esenciales al suelo.

8. ¿Qué incluye todos los seres no vivos en un ecosistema?

Los seres no vivos en un ecosistema incluyen aire, viento, agua, rocas, suelo, temperatura y luz solar. Estos se conocen como los factores abióticos de un ecosistema.

Ejemplos de tipos de ecosistemas

Ecosistemas de la selva tropical

Ubicados en regiones tropicales, los bosques lluviosos poseen una mayor diversidad de vida vegetal y animal que cualquier otro tipo de ecosistema. Como su nombre lo indica, la precipitación es significativa, lo que lleva a una vegetación densa y verde. Los árboles crecen muy altos mientras compiten por la luz solar y los animales viven en su dosel.

Ecosistemas de bosques templados

Los ecosistemas forestales son comunes en los climas templados, áreas donde los inviernos son fríos y los veranos cálidos. Suelen estar formados por árboles de hoja caduca, que pierden sus hojas cada otoño, y árboles coníferos, que permanecen verdes durante todo el año.

Ecosistemas de Taiga

Las taigas son un tipo de ecosistema forestal ubicado en las regiones más al norte del mundo. También llamados bosques boreales, se componen principalmente de árboles coníferos de hoja perenne, como pinos y abetos.

Ecosistemas de pastizales

Los pastizales, ubicados en zonas semiáridas, contienen amplias extensiones sin árboles habitadas a menudo por animales que pastan. Las subcategorías de ecosistemas de pastizales incluyen sabanas, que se encuentran en los trópicos; praderas, situadas en regiones templadas; y estepas, que se pueden encontrar en cualquier clima.

Ecosistemas del desierto

Con un clima más seco que los pastizales, los ecosistemas desérticos se caracterizan por una vegetación relativamente escasa, y el número de insectos y animales también es relativamente limitado. Los postres no son necesariamente calurosos; también pueden encontrarse en zonas templadas. Tampoco deben ser arenosos; muchos desiertos tienen suelos de roca.

Ecosistemas de la tundra

Los ecosistemas de tundra, ubicados en regiones polares o en las cimas de las altas montañas, están helados y cubiertos de nieve la mayor parte del año. La vida es dura en estas franjas blancas y sin árboles, pero durante el breve verano, la nieve puede derretirse lo suficiente como para exponer líquenes o pequeñas flores silvestres y atraer aves migratorias.

Ecosistemas de agua estancada

Se pueden encontrar varios ecosistemas acuáticos en aguas estancadas o que fluyen muy lentamente. Lagos, estanques, turberas, marismas de agua dulce y salada, pantanos y lagunas son ejemplos de ecosistemas que se encuentran en aguas estacionarias o casi estacionarias. Las algas, el plancton, las plantas submarinas y flotantes, como los nenúfares, pueden habitar las tranquilas aguas.

Ecosistemas de ríos y arroyos

Consta de ecosistemas fluviales de agua dulce, ríos y arroyos que sustentan una variedad de vida submarina. Sus aguas de movimiento relativamente rápido cuentan con un contenido de oxígeno más alto que el de las aguas estacionarias, lo que permite una mayor biodiversidad entre las especies de plantas y animales.

Ecosistema de zonas litorales

Las zonas litorales son esencialmente costas, las partes a menudo poco profundas del océano más cercanas a la costa. Las aguas de las zonas litorales experimentan una gran cantidad de turbulencias debido a la acción de las olas. En las zonas litorales se pueden encontrar algas, percebes, moluscos y cangrejos.

Los arrecifes de coral

Los arrecifes de coral a menudo se conocen como las «selvas tropicales del océano» porque estos ecosistemas están repletos de vida; se estima que una cuarta parte de las especies marinas dependen de ellos para su alimento o refugio. Además de los corales y los peces de colores brillantes, las esponjas, las anémonas de mar, los erizos de mar y las almejas viven en los arrecifes de coral.

Conclusiones sobre los tipos de ecosistemas

Todos los tipos de ecosistemas son muy importantes para el equilibrio de la vida en nuestro planeta.

Esperamos que te hayan quedado claro los principales ecosistemas y sus componentes.

Referencias:

ienergías.

Deja un comentario