Víctor Luna

Música para todos. Algunos beneficios del estudio de la Música.

El estudio de Música atrae beneficios y positivos efectos positivos.  Exige grandes retos y valores en quienes la enseñan y quienes la estudian, pues forjan el carácter, disciplina, autoconocimiento; fomentan el trabajo y esfuerzo individual y colectivo. Además de centrarse en la formación de cantantes e instrumentistas, al mismo tiempo requiere la educación musical de las familias que deben ser el primer contacto con el público.  La música despierta el amor a la patria.

Las instituciones gubernamentales de educación musical ofrecen sus servicios educativos únicamente a los aspirantes al estudio de carreras profesionales de concertismo y ejecución; lo que deja sin oportunidad a muchos sectores de la sociedad: niños, jóvenes estudiantes, profesionista de otras ramas, adultos mayores.

Maestros impartiendo clases particulares, Academias y Escuelas privadas, han tomado la responsabilidad de ofrecer educación musical alternativa, aunque éste esfuerzo no puede satisfacer la gran demanda de nuestro país.

Consolidando un sistema que acerque la educación musical a niños y adultos de todas las edades, sin importar si serán profesionales o aficionados; aplicar los programas de educación musical ya existentes; crear programas específicos para la población en riesgo, podremos enfocar gran parte de la capacidad y energía de nuestra gente cimentando los más altos valores y fomentando el desarrollo por amor a nuestro México.

Sobre Víctor Luna

Director musical, cantante y compositor, egresado del Instituto Cardenal Miranda en la Ciudad de México y del Brucknerkonservatorium en Linz, Austria; además de realizar estudios de perfeccionamiento con los maestros Peter Gülke, Digna Guerra y Ángel Luis Pérez Garrido.

Como director de coros ha estado al frente del Coro Getsemaní, Coro de la Escuela Bancaria y Comercial, Ensamble Vocal XoNoVoX, Coro Fundación Dondé, Coro de Madrigalistas del INBA y Coro Filarmónico de Yucatán.

Ha sido invitado por la Orquesta Pro-Arte de la Ciudad de México, Taller de Ópera del Brucknerkonservatorium, Filarmonía de Budweiss, Orquesta de Cámara de Kwang-ju y Orquesta Católica de Dae-jon; Sinfónica de Oaxaca y Sinfónica de la Universidad de Hidalgo; Banda Sinfónica Juvenil de Yucatán y Orquesta de Cámara de la Ciudad de México, así como invitado por la Orquesta Sinfónica Estanislao Mejía de la Facultad de Música de la UNAM.

Fue miembro de la Schola Cantorum Romana en Italia; cantante corista y solista en el Landestheater de Linz, Austria; solista con la Orquesta Sinfónica de Minería.

Ha impartido clases magistrales en dirección coral y canto en el Instituto Cardenal Miranda, en la Escuela Superior de Música del INBA, en las Ciudades de Oaxaca, Tlaxcala y en Ciudad Juárez, Chihuahua; Tampico, Tamaulipas y Mérida, Yucatán. También ha sido invitado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla para impartir el Primer Curso Básico en Dirección Musical.

Víctor Luna ha sido beneficiario del FONCA en la categoría Ejecutantes-Dirección de Coros; Premio Nacional INBA otorgado en 2004 por su proyección internacional en Corea del Sur como director concertador y docente; además de ser premiado con el Galardón San Benito 2014 que el Centro Escolar del Lago otorga a sus exalumnos por su trayectoria profesional.

Es docente en Arte Cúbico-Estudio Musical y director musical de Union Evangelical Church. Es fundador del festival Entrecoros México, proyecto nacional especializado en la difusión y promoción de la convivencia y música coral. Es director artístico y fundador de Liceo Internacional de Canto, A. C., institución dedicada a la educación musical y capacitación empresarial a través de la música.

En la actividad artística es director de Ópera Móvil, agrupación profesional para eventos especiales  y director del Coro Convivium Musicum, coro sinfónico amateur y escuela de canto coral.