Gustavo Lopez Pardo

En primer lugar, cada vez más se acepta que el turismo es una actividad que genera impactos y efectos positivos y negativos en las comunidades locales y en los ecosistemas en las que se desarrolla.

Asunto de primera importancia para realmente dimensionar la importancia de tener estrategias de evaluación de dichos impactos y efectos, tanto para los hacedores de las políticas públicas, estrategias y programas específicos que desde hace más de 15 años se impulsan en nuestro país desde el ámbito gubernamental, social y privado. Identificar estos asuntos permitirá explicar los factores que se convierten en los mayores obstáculos para que el turismo se convierta en un instrumento que favorezca la sustentabilidad, la conservación de la biodiversidad y el desarrollo local. Dada la complejidad del fenómeno turístico sería insuficiente limitarse a evaluar los impactos y efectos económicos de la actividad, es necesario incorporar otras dimensiones: la cultural, la organización social, la gobernanza de las comunidades, sus valores y cosmovisión, sus capacidades individuales y colectivas, su capacidad de resiliencia, sus acuerdos sobre la propiedad, su identidad, etc.

Sobre estos y otros aspectos impacta el turismo. Por ello la evaluación efectivamente tiene que ser multidimensional.

EL Dr. Gustavo López Pardo es Investigador del Instituto de Investigaciones Económicas-UNAM