Ángela Paredes

En primer lugar, debemos ser conscientes del impacto que el discurso turístico, en cualquiera de sus formatos, generará para el destino donde se desarrolla la experiencia; impacto que tiene que ser valorado en lo ambiental, social y económico. Para esto tenemos la obligación de informarnos previamente con fuentes y actores expertos en el tema.

Un discurso turístico tiene que surgir de la vivencia de la experiencia misma, y no de la actividad en individual, sino del contacto con todos quienes tienen y no tienen trato con el turista, pero son pieza clave de la experiencia. Es crucial asegurarnos que exista congruencia entre el discurso y la realidad, para sustentar los mensajes posteriores, sin olvidarnos de educar y capacitar constantemente a quienes hacen posible la experiencia porque ellos serán los principales responsables de transmitir el mensaje.

En la difusión es clave crear empatía a través de los mensajes que resalten los beneficios reales de una experiencia bajo un modelo sostenible, desde los detalles sencillos, hasta las grandes  acciones que aportan a la solución de los problemas globales.

A la difusión debemos sumar siempre a nuestros aliados más cercanos, hacerlos partícipes y embajadores de las buenas acciones, para que se conviertan en replicadores del mensaje. Para que un discurso sea efectivo debemos ante todo, difundir con el ejemplo de cómo sí se puede evolucionar hacia un modelo sostenible.

Sobre Ángela Paredes Ortega

Socia Fundadora de Sustentur Consulting y Coordinadora de Contenidos en Sustentur.com

Comunicóloga especializada en turismo sustentable y viajes. Migrante, storyteller y amante de los espacios al aire libre. Apoya acciones de conservación y no uso del popote; futura Guía de la Naturaleza.