Angélica Mayen

Hoy en día las personas buscan tener experiencias que les dejen algo más que pasarla bien y después queda un vacío ya que sienten que algo falto.

Generar viajes de conciencia en vez de viajes de turismo, es viajar desde la conciencia, es ver más allá, es develar claves que habitan en nuestros recuerdos, viajes que permiten conectar con la energía de los lugares haciendo que podamos transformar aspectos de nuestra realidad. Los viajes de consciencia nos permiten guardar fotos en el Alma, muchas veces nos limpian, otras nos sanan, nos conectan con la magia, con nuestro poder personal e incluso con formas mas elevadas de ver la vida, nos ayudan a pulir nuestra mejor versión.

Movernos de un lugar a otro siempre nos deja algo bueno y nuevo, movernos desde la consciencia hace que estos aprendizajes se queden en nuestra vida re-creándola, es decir agregándole elementos que la hacen más amplia. 

El resultado de los viajes de conciencia de este depende lo que tu como  viajero quieras  o esté buscando en tu vida, así mismo depende del destino o el “para qué” de tu viaje; muchas personas se encuentran a sí mismos en recorridos que tradicionalmente se hacen solos como el Viaje entren a las Barrancas del Cobre o en retiros personales que les brindan espacios de reflexión que en su día a día no tienen de forma natural; mientras que otros destinos la vida de grupo nos permite jugar a una especie de salón de los espejos en donde aprendemos unos de otros e integramos más fácilmente los cambios,  la dinámica grupal de los viajes de poder alimenta favorablemente nuestro crecimiento, nos da la fuerza y contención necesaria para observarnos de formas que por nosotros mismo no haríamos.

Un viaje transformacional tiene muchos efectos en nuestras vidas, además de los propios de un viaje común, tales como: diversión, disfrute, profundización en nuevas culturas o lugares, entre otros. Un viaje de consciencia aporta elementos para re-crear nuestra realidad que denotan una nueva manera de degustar la vida, nos ayuda a ir catando las experiencias para hacer de ellas una reserva de saboreos positivos y profundos.

Los beneficios del viaje de consciencia son tan variados según el destino o el momento personal en el que se emprenda, pero como peregrinos, viajamos con intenciones y quizá allí estriba el mayor de los aportes de este tipo de recorridos: permitir que desde tu intención puedas contemplar tu manifestación e incorporar lo necesario para vivir en  mayor nivel de bienestar y felicidad.

Es cierto que desde el “yo quiero ir” hasta el momento que pagamos nuestro viaje, pasan muchas dudas y miedos por nuestra cabeza, para manejar esos miedos es conveniente primero reflexionar sobre qué, cómo, para qué y cuándo lo deseas lograr. Podemos dar criterio de realidad y reflexionar sobre ese viaje que anhelas desde ¿cuánto suma a tu vida? ¿Te dará paz realmente? ¿te dará más beneficios o preocupaciones?  ¿Estás dispuesta/o realmente a realizar profundos cambios en tu vida para conseguir ese viaje que deseas? Si la respuesta es “SI” eso implica estar en un espiral de avance que obliga cambiar o dejar atrás muchos de nuestras costumbres actuales, como salir de tu zona de confort,  aprender y ser mejor persona en todo el sentido de la palabra.  Una vez reflexionado sobre esto e internalizado, podemos asumir con mas fuerzas e inteligencia nuestro viaje, entendiendo el “para qué” del mismo en nuestra vida, sacando provecho de la experiencia.

Así como al comprar el recuerdo, debemos preguntarnos ¿para que? ¿Donde lo voy a poner? Incluso ir más allá ¿cual es la energía que me conecta con este recuerdo, Artesania, de este lugar?… y si voy a comprar el recuerdo para otra persona…¿ que estoy regalando ?  Porque muchas veces se trae el regalo tan solo por traerlo…

“Viajar en conciencia es conectar mi espíritu con la energía del lugar”

Sobre Angélica Mayen

Yo Soy  un medio de comunicación que lleva a México al mundo de una manera diferente desde lo que no se conoce o se conoce poco a través de México en tu vida, así te enamores de mi tierra.

También soy quien a través de la reactivación energética lleva armonía, paz, amor y equilibrio a los seres Humanos con la naturaleza.

Alonso Castellot

Analista de negocios, con 30 años de trayectoria en medios de comunicación. El último proyecto fue RED Empresarial en Radio RED FM, que duró 13 años al aire y es columnista en publicaciones de negocios y responsabilidad social.

Imparte conferencias y talleres sobre Modelos de Gestión Sostenible y el Ecosistema 4.0 (la 4ª Revolución Industrial).

Maestro en Administración egresado de Dublin Business School y Liverpool John Moores University, con postgrado en competencia, como empresario desde 1985 ha encabezado 17 proyectos en diferentes áreas de negocios y participado activamente en organismos empresariales y filantrópicos en México y Europa. Actualmente es Socio de Intelistregia, ayudando a las organizaciones para elevar la calidad y efectividad de su Comunicación.

Lorena Gudiño

¿Cómo utilizamos al turismo para interconectar los especies y poblaciones para asegurar la funcionalidad de los sistemas bioculturales?

La pregunta tendría que ser desde mi punto de vista ¿Cómo armonizamos al turismo con la conservación y uso sustentable de los ecosistemas y la funcionalidad de los sistemas bioculturales?

En este sentido, hay que tener presente que:

  • No se genera un viaje sin expectativa ni emociones y,
  • México es un sitio privilegiado por su biodiversidad y por sus expresiones socio-culturales y artísticas

En este sentido, podríamos pensar que los turistas pueden encontrar y satisfacer sus expectativas, en prácticamente cualquier destino de nuestro país; sin embargo y pese a esa ventaja competitiva incluso en los destinos más conocidos de nuestro país, se ven rebasados en su capacidad de carga y no cuentan con la suficiente o adecuada oferta para todos los usuarios; o peor aún tienden a crecer por una sobre demanda, pero de una manera poco planeada ejerciendo una importante presión sobre los recursos naturales.

Para lograr un equilibrio, es fundamental comprender que el turismo es un negocio y por ende debe involucrarse tanto al sector público como al sector privado (inversionistas, desarrolladores, prestadores de servicios, etc.), para identificar, no sólo las amenazas socio-ambiental que se prevén alrededor un turismo mal planificado y depredador; sino para reconocer el riesgo de sus negocios en caso de no contar con ecosistemas sanos que provean de servicios de regulación, soporte, aprovisionamiento y culturales e identificar su vulnerabilidad ante el cambio climático.  Por lo tanto, para actuar identificando, financiando e implementando medidas de prevención, mitigación y adaptación y reconociendo como punto de partida que los recursos naturales y culturales son los principales atractivos turísticos.

El desarrollo de un destino turístico; depende de la información, la gestión y planeación del destino; es por ello que, para lograr una armonización del turismo con el medio ambiente y el desarrollo socio-cultural es fundamental: efectuar un ordenamiento y planificación integrada; fomentar mecanismos de cooperación e incentivos financieros; desarrollar políticas públicas integrales y transversales y fomentar la diversificación y especialización del turismo donde se asegure el desarrollo/ fortalecimiento de capacidades locales e involucrando a diversos actores clave buscando con ello lograr un ordenamiento del turismo de manera sostenible, que reconozca sí, al negocio del turismo como una fuente muy importante de generación de empleo y de desarrollo social, pero que se comprometa seriamente con la protección del medio ambiente, respetando y reconociendo que el abastecimiento de recursos como el agua o la belleza escénica dependen completamente de la conservación del entorno; así mismo; es fundamental que los procesos de inversión consideren criterios de conservación y uso sustentable de la biodiversidad; así como de adaptación al cambio climático basada en ecosistemas y desarrollo de las comunidades; para lograr con ello un círculo virtuoso de un turismo sustentable.

Si no se logra un cambio en los modelos de desarrollo turístico, y no se reconoce desde el sector que el crecimiento depende de una mejora calidad de servicios, y de gratas experiencias (que proveen los ecosistemas sanos y la riqueza cultural de cada sitio – incluyendo por supuesto la variedad gastronómica-)  que puedan generarse a partir de una visita; entonces los destinos corren el riesgo de tener el mismo destino desafortunado que Acapulco. Sin embargo ya existen casos de éxito que han permitido a algunos destinos repuntar; a partir de un replanteamiento de su modelo turístico y hoy son ejemplo de un manejo sustentable del destino; como es el caso de Huatulco; los cabos y en proceso Punta de Mita o Tulum. 

Sobre Lorena Gudiño

Lorena estudió biología en la Universidad Nacional Autónoma de México, cursó el Programa de Estudios Avanzados en Desarrollo Sustentable y Medio Ambiente LEAD en El Colegio de México, cuenta con diversos diplomados entre los que destacan Legislación y Gestión Ambiental por la UNAM; Cambio Climático y en Estrategias de Conservación para la Biodiversidad por el Instituto Tecnológico de Monterrey -ITESM, Gerencia Social y Políticas de Juventud por el FLACSO y la OEA y Gestión de Proyectos de Desarrollo por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Ha fundado y pertenecido a diversas Organizaciones de la Sociedad Civil; ha sido consejera ciudadana para la PAOT del DF, la SEMARNAT e incluso del Periódico Reforma.

Encabezó diversos proyectos en materia de juventud y medio ambiente en colaboración con el  CECADESU- SEMARNAT y el PNUMA. Ha trabajado en diversas áreas con enfoque ambiental, y educativo, se desempeñó como Directora de Gestión y Educación Ambiental para el Desarrollo Sustentable en la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural del Gobierno de Chiapas; ha impartido conferencias, talleres, asignaturas y cursos a nivel nacional e internacional; así mismo ha publicado diversos artículos y materiales educativos, colaboró con la elaboración de la Estrategia Nacional de Educación Ambiental para la Sustentabilidad en México de CECADESU- SEMARNAT, así como el Programa de Acción ante el Cambio Climático del Estado de Chiapas y desarrolló el Plan de Educación Ambiental para la Sustentabilidad del Estado de Chiapas bajo condiciones de Cambio Climático. Ha formado parte del equipo de Consultores de R-Evolution Consulting Group, Ideas Sustentables e INDABA Network y miembro del grupo de Expertos de Integración de la Biodiversidad asesorando a CONABIO, SECTUR y SAGARPA. Actualmente es asesora principal del Proyecto “Adaptación basada en Ecosistemas del Sector Turismo en México” proyecto dirigido por la Agencia Alemana de Cooperación para el Desarrollo Sustentable en coordinación con SECTUR, SEMARNAT, CONANP e INECC.

Berenice Naranjo

Fórmulas de producción y consumo responsable que aseguren  el cuidado ambiental y la distribución de beneficios del turismo al tiempo que aumentan la competitividad de las localidades turísticas.

En nuestra economía actual,  el consumidor responsable y proactivo es el principal protagonista del mantenimiento o transformación de los patrones socioeconómicos de consumo. En ese sentido, el principal reto consiste en evaluar nuestros actuales patrones de consumo, identificar nuestras áreas de oportunidad y  modificar o cambiar éstos  hábitos, para que juntos podamos construir una sociedad equilibrada que nos brinde una mejor calidad de vida.

El consumo es una actividad presente en todas las sociedades y en todas las épocas; sin embargo, es hasta el siglo XX cuando se reconoce que el ser humano estructura todas sus relaciones humanas en torno al consumo. En otras palabras, el ser humano siempre ha consumido, pero recientemente esa actividad se convirtió en el eje de su vida y su razón de ser. En la actualidad ya no consumimos solo para sobrevivir, sino para identificarnos y ser aceptados por un grupo social, para suplir carencias emocionales o para tener cierto estatus ante los demás. Hoy en día los consumidores son “los promotores del producto y (a la vez) el producto que promueven”.  Anteriormente se producían objetos para satisfacer necesidades, Hoy se crean necesidades que solo se satisfacen con determinados objetos.

El consumo sustentable incumbe a todos los seres humanos porque su fundamento es ético: nuestras decisiones de consumo tienen consecuencias y es necesario asumirlas. La educación en el consumo responsable es la única estrategia que a largo plazo transformará hábitos de consumo.

El reto más importante es lograr el uso eficiente de los recursos, es decir, hacer más y mejores cosas con menos recursos. Identificar nuestras necesidades básicas es primordial para dar el primer paso hacia una reflexión que nos permita hacer cambios estratégicos en nuestro estilo de vida.

En resumen, son dos grandes pilares fundamentales para el desarrollo de un consumo responsable, la sostenibilidad de la vida, en su dimensión  ambiental y la de Justicia social en sus aspectos de equidad, solidaridad y redistribución.

Sobre Berenice Naranjo

Contador Público, Empresaria, experta en Finanzas Personales, Desarrollo de Proyectos Empresariales, Planeación Patrimonial y, Prevención de Lavado de Dinero,  brinda asesoría Fiscal, Contable y Financiera a Empresas tanto Nacionales como Internacionales.

Ha colaborado en medios de comunicación como Radio, Televisión y Medios Impresos con entrevistas y editoriales de Finanzas Personales. Imparte cursos de diversos temas contables y financieros.

Irving González

La actividad del sector turismo es considerado entre una mezcla de sectores, susceptibles de generar un impacto rápido y generalizado en el corto y mediano plazo, en términos de ingreso y ocupación, inclusión social,territorial y de sustentabilidad. Algunos destinos turísticos, así como empresas y agentes de servicios turísticos están plenamente insertos en la economía global, sin embargo, el mismo sector turístico representa un potencial de desarrollo más amplio en el extenso territorio de una región, para lo cual tiene que resolver un gran reto desde la perspectiva del desarrollo productivo local orientado a los mercados subregionales o regionales, basado en el aprovechamiento de activos locales.

Es por ello que distintos actores sociales (gobierno, empresas privadas, académicos, organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales, representantes de pueblos originarios, entre otros) demanden que el turismo sea una palanca de desarrollo. No obstante, primero se debe reflexionaren qué tipo de desarrollo se desea en cada territorio y en cómo alcanzar el objetivo de impulsar el desarrollo de distintos sectores productivos de toda una región reagrupando sus capacidades productivas y asociativas para el despliegue del turismo en todas sus dimensiones. Si bien, no existe una fórmula para encadenar los sistemas de producción local en una región, si se pueden sugerir algunas recomendaciones generales en cómo podrían coadyuvar para aumentarla rentabilidad social, la distribución de beneficios y el cuidado del entorno:

  • El turismo es una actividad que agrupa una mezcla de distintos sectores. Donde el turismo no llega a reemplazar a las actividades que se han realizado por generaciones pasadas, sino a agruparlas e impulsar a las ya existentes así como a fortalecer los valores simbólicos, étnicos, culturales y ambientales de la zona.
  • El turismo reconoce que cada territorio cuenta con un contexto en distintas dimensiones: histórico, político, cultural, económico, social, étnico y ambiental; si bien, cada territorio persigue distintos objetivos de rentabilidad, distribución y cuidado del entorno, actualmente la planificación del turismo persigue la inclusión social, el desarrollo territorial y la sustentabilidad a través del trabajo cooperativo de toda la cadena de valor.
  • El turismo cuenta con distintos enfoques de desarrollo, por lo que considerando que no existe un único tipo ideal, sino un conjunto de varias formas que se pueden empalmar o integrar, es importante que los actores locales y regionales definan el tipo de desarrollo turístico que desean de manera colegiada o en comunidad para alcanzar beneficios en común.
  • El turismo aporta un enfoque de coordinación regional que promueve la interacción de los actores gubernamentales, académicos, de la sociedad civil y empresarial, que comparten experiencias y contribuyen a la identificación de áreas de oportunidad de toda la cadena de valor en las que puedan materializarse los propósitos de su desarrollo turístico.
  • Finalmente, el turismo permite observar este gran crisol de distintos sectores que interactúan en una localidad, ya que cada agente contribuye en aumentar: el valor global del producto turístico, el grado de cooperación social-empresarial y la participación de los distintos actores dentro de la industria, resultando en una mayor o menor satisfacción de la experiencia turística.

Gabriel Cruz

Cualquier práctica humana que busque integrarse en la mayor medida posible a los diferentes contextos será menos intrusiva que aquellas que buscan modificar lo más posible con el fin de adaptar el medio a las prácticas humanas. Las acciones que ejercemos los humanos en la naturaleza se han separado de las del resto de los seres vivos (excepto las de aquellas comunidades que permanecen aisladas) y la tendencia común es la de violentar los ecosistemas y paulatinamente destruirlos. El turismo como lo conocemos actualmente es un depredador que ha consumido entornos y comunidades, generando devastación y pobreza.

Una práctica responsable que eduque a los consumidores para adaptarse a las características del contexto permitirá que la degradación de los ecosistemas sea mucho menor y  que las comunidades que viven en estas zonas se sumen al cuidado de su propio entorno y así se conviertan en guardianes de este. El entendimiento de esto en la población vacacionista podría  provocar que el desgaste de las zonas turísticas se desacelere y se puedan así recuperar algunas de las zonas que se consideran perdidas y que no se pierdan otras más.

El ecoturismo debe ser una parte importante de la reconstitución del equilibrio entre los humanos y su entorno,y de la misma forma, entre las empresas turísticas, los habitantes de las zonas y los visitantes a estas.

Sobre Gabriel Cruz

Nacido en la Ciudad de México en 1975.

Estudió Artes visuales en la ENAP y desde entonces se ha dedicado a la creación de fotografía digital, ilustración y performance principalmente con lo cual ha participado en casi 30 exposiciones y performances.

Así mismo ha desarrollado museografía en recintos como el Museo de la Ciudad de México, centros culturales y espacios públicos como el Zócalo capitalino y Ciudad Universitaria entre otros.

Desde 2007  y hasta 2012 se hizo cargo de la imagen y producción de la Feria Internacional del Libro en el Zócalo y la coproducción de los festivales JazzBook y Jazz Gourmet (nominado este último a una luna del auditorio como mejor concierto de jazz en 2011).

De 2016 a 2018 fungió como co-productor de la FIL Zócalo y la Fiesta de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios en el Zócalo. Actualmente es productor outsourcing de los eventos masivos de la Alcaldía de Iztapalapa.

De forma alterna desde el año 2000 ha laborado como promotor cultural en áreas como Alas y Raíces del CONACULTA, la Coordinación de Vinculación Cultural Comunitaria de la Secretaría de Cultura del GDF.

Es cofundador de Acción Reacción,Ingeniería Sociocultural AC,  donde realiza acciones de animación sociocultural en comunidades marginadas de la ciudad de México, generando diagnósticos de consumo cultural y percepción del patrimonio cultural tangible e intangible, además de capacitar a promotores en la Ciudadde México y otros estados.

L. Guillermo Woo Gómez

Los actores locales, sus comunidades, habitan un entorno con una riqueza ambiental que es valorada por su biodiversidad y que le hace particularmente único y distinto de otras zonas en su región.

En primera instancia, han sido testigos y partícipes de acciones públicas orientadas a revalorar su territorio en función de su patrimonio natural. La preservación de la vida silvestre y su entorno físico ambiental es un valor promovido por actores que valoran ese patrimonio natural. En algunos casos, las comunidades de actores locales han desarrollado una identidad particular en torno al reconocimiento y apropiación de su territorio, que debe habitarse en armonía y con respeto de esa biodiversidad.

En este contexto, la vida cotidiana de los habitantes de estos territorios han de identificar y de adoptar formas de vida apropiados para la preservación de su entorno ambiental, tanto en su hábitat como en sus actividades productivas, de forma que aprovechen de manera sustentable los satisfactores que ofrece el entorno físico ambiental y preserven esa biodiversidad.

El turismo es un medio que contribuye tanto a la generación de ocupación e ingreso para los habitantes de esas zonas, como a la valoración de su entorno ambiental para la misma comunidad local y sus visitantes. Además, el aprecio de los visitantes por la riqueza natural de estas zonas contribuye a formar y fortalecer una apreciación colectiva por estos entornos reconocidos por su singular patrimonio ambiental, de forma que no sólo son de interés y responsabilidad de los actores locales, sino de una comunidad extendida que pone en valor este patrimonio y que contribuye para preservar esa biodiversidad.

Las comunidades de actores locales y las reglas de convivencia entre los individuos que habitan e interactúan con estos territorios deben fortalecer la organización social y productiva, de manera que se adopten formas de vida sustentable, así como la acción colectiva en torno al aprovechamiento y preservación de esa riqueza ambiental. Así, la corresponsabilidad de los visitantes, las comunidades locales y vecinas, a través de sus organizaciones han de encontrar los mecanismos de diálogo e interacción que garanticen su desarrollo sustentable y que contribuyan a generar oportunidades de desarrollo que atienda la equidad e inclusión social. Ello implica la imperiosa necesidad de trabajar para fortalecer la capacidad organizativa comunitaria, así como procesos de aprendizaje y adopción de buenas prácticas de participación social,transparencia y rendición de cuentas.

Sobre Guillermo Woo

Ingeniero Civilpor el ITESO. Cursó la especialidad en Economía y la maestría en Estudios de Planeación Regional y Urbana en la London School of Economics y el Programa de Estudios Aplicados en Gobiernos Locales y Regionales organizado conjuntamente por el Colegio de Jalisco y el Institut d’Estudis Autonòmics Generalitat de Catalunya. Durante los últimos 20 años ha trabajado en cuestiones de desarrolloeconómico, política industrial y planeación regional. Director general de planeación y estudios estratégicos de la Secretaría de Promoción Económica del gobierno del estado de Jalisco (1997-2002). Coordinador Ejecutivo del Fideicomiso para el Desarrollo de la  Región Centro Occidente – FIDERCO(2002-2014)

Región Centro Occidente – FIDERCO(2002-2014)

www.centroccidente.org.mx. Desde jun-2016 es Coordinador Ejecutivodel Fideicomiso para el Desarrollo de la Región Sur Sureste – FIDESUR, a cargode promover y dar seguimiento a acciones de coordinación regional entre 9entidades federativas del sur de México www.sursureste.org.mx. Desde laasociación civil INDESAC trabaja en la promoción y acompañamiento de proyectosde desarrollo económico local desde las funciones de Agencias de DesarrolloLocal y/o Rural, así como de empresas de la economía social y solidaria.Colaboró en el diseño e implementación del Fondo de Capitales de Inversión paraEmpresas Sociales de impacto en el Desarrollo, en coordinación con la SEDESOL yNAFIN (2014-2015). Forma parte del equipo promotor de Acción Ciudadana Frente ala Pobreza www.cohesionsocial.mx e integrante del equipo temático deParticipación Ciudadana del Observatorio Jalisco Cómo Vamoshttp://jaliscocomovamos.org/ . Su experiencia académica y profesional ha sido documentadaen diversos artículos y publicaciones en materia de planes de desarrolloregional en escala intermunicipal e interestatal (mesoregional), estudiossectoriales, PyMEs y desarrollo económico local, mercado laboral, integraciónproductiva, políticas regionales y alianzas territoriales.

Union de Comunidades del Sistema Comunitario para el Manejo y Resguardo de la Biodiversidad U. de C. (SICOBI)

Sistema Comunitario para el Manejo y Resguardo de la Biodiversidad (SICOBI) es una asociación civil sin fines de lucro, que radica en el estado de Oaxaca, uno de los principales productos que apoya es la producción de Café de manera responsable.

Encuentra más información y contáctalos en la página de facebook:  https://www.facebook.com/pages/category/Nonprofit-Organization/Sicobi-AC-168125273725996/

Educación ambiental en El Zanate

La zona cuenta con  vegetación de selva baja caducifolia, donde están registradas una gran variedad de flora y fauna en excelente estado de conservación y varios climas, que hacen de la zona un lugar espectacular

En un recorrido de 2 km se pueden comtemplar 6 diferentes tipos de ecosistema perfectamente identificados.

Al lo largo de la visita, el guía te va mostrando, con la ayuda de su telescopio, todos sus hallazgos acompañados de una gran explicación.

En la reserva ofrecen platicas de prácticas sustentables con las escuelas de los alrededores, fomentando la participación social de los habitantes de la comunidad para la protección del sendero, con temas de restauración, interacción y conservación del patrimonio natural.

Estas acciones se vinculan con las prácticas amigables con la biodiversidad para el ecoturismo del proyecto Sistemas Sostenibles Productivos y Biodiversidad, específicamente con las prácticas 1 Fomentar el conocimiento de la biodiversidad de los ecosistemas y 2 Desarrollar estrategias de educación ambiental y sensibilización

 

 

Documentos clave de ecoturismo Amigable con la Biodiversidad

Ecoturismo Amigable con la Biodiversidad SPSB

Dinámica y tendencias de las marcas ecoturísticas

Imagen

Los movimientos ambientalistas, que surgieron a finales del siglo XX como una respuesta a la necesidad de transformar el modelo de desarrollo industrial para lograr la conservación y regeneración de los recursos naturales, la preservación y revitalización de la vida silvestre, la reducción de la contaminación y la mejora de la vida en el planeta, han incidido de forma importante en los mercados de viajes. La concepción de turismo responsable y sostenible está cada vez más presente entre los turistas y la reputación de los destinos.
Se estima que actualmente alrededor del 20 % de los viajes se relacionan con actividades ligadas con la naturaleza y la biodiversidad, lo que genera derramas anuales por alrededor de 20 mil millones de dólares. Se espera que en los próximos años el índice de crecimiento anual del su movimiento sea superior al 5% del crecimiento total del turismo en el mundo. Sin embargo, la oferta crece más rápido que la demanda, lo que ha provocado una intensa competencia a nivel internacional. (OMT)

La oferta y la demanda de los proyectos ecoturísticos SPSB

Imagen

​Existen tres corrientes que plantean el tipo de actividades que integran la oferta de los destinos ecoturísticos de los proyectos SPSB, tal como sucede en México y el resto del mundo:
•Una que plantea que las actividades ecoturísticas tienen como centro y motivo la vivencia respetuosa de naturaleza y la biodiversidad.
•Una más antropológica, que incorpora las manifestaciones culturales de las comunidades receptoras que viven en entornos naturales y rurales, y considera central la relación-visitante-anfitrión-naturaleza.
•Otra que reconoce como ecoturismo a cualquier actividad que se lleve a cabo en la naturaleza, y suele orientarse a actividades deportivas o de aventura que se llevan a cabo en un entorno natural y en ocasiones incluye incluso paseos en cuatrimotos o lanchas motoras que pueden tener un alto impacto negativo en los hábitats en que se desarrollan.

Concepto de marca para el modelo ecoturístico amigable con la biodiversidad

Imagen

El concepto rector que ha guiar todas las acciones relativas a fortalecer el modelo se basa en generar experiencias inspiradoras y recordables que estimulen la adopción de un estilo de vida amigable con la biodiversidad, y permitan a cada interlocutor descubrir lo fascinante y placentero que es ser amigo de la biodiversidad.

Este concepto es la representación de lo que el modelo es y quiere lograr, tiene como función ser un marco de referencia para alinear propósitos, acciones y decisiones que respaldan la particular manera de ser y funcionar de los proyectos y los actores involucrados en la consolidación del modelo.

Factores críticos y recomendaciones para el fortalecimiento del modelo ecoturístico amigable con la biodiversidad

Imagen

La experiencia turística no puede entenderse o desarrollarse solo desde la perspectiva de los viajeros, pues el turismo es sobre todo un fenómeno social en el que la interacción de visitantes y anfitriones es determinante para la satisfacción y mejora de la calidad de vida de ambos grupos. Es así que hoy se busca generar una experiencia creativa, satisfactoria y significativa que fortalezca el sentido de trascendencia, identidad y valores de los grupos que se relacionan a través del turismo.
Un buen lugar para visitar es un lugar atractivo para vivir, trabajar, hacer negocios, estudiar y explorar.
Los actores locales que participan en el Modelo Ecoturístico Amigable con la Biodiversidad necesitan adaptarse a las nuevas tendencias de gestión y favorecer la experiencia por encima de las infraestructuras, la información y las amenidades, teniendo en cuenta que solo serán significativas si se producen cuando los visitantes y la comunidad local interactúa, se involucra y se compromete en el plano físico, emocional, intelectual, sensorial y aún espiritual.