Los centros ecoturísticos tiene la responsabilidad de fomentar el respeto al medio ambiente. Los visitantes tienen que salir de su visita convencidos que el respeto y cuidado del los ecosistemas es en beneficio de todos.

Para lograr este objetivo, el planeamiento, diseño, elaboración y distribución de material informativo es altamente recomendado.

El visitante debe de poder llevarse parte de la información recibida para que el a su vez pueda, apoyándose de estos materiales, fomentar el conocimiento de la biodiversidad con su circulo de influencia.

A fin de lograr este objetivo, los centros ecoturístico deben contar con un plan general del destino turístico que debe incluir una descripción y análisis del estado actual del sitio, retos y cuellos de botella, planes a corto y largo plazo, necesidades a corto y largo plazo, estrategias de mitigación y de mantenimiento de la biodiversidad.

A su vez, una vez identificadas las áreas de oportunidad, se puede fomentar la elaboración de souvenirs, productos y amenidades significativos en el contexto ecológico y cultural, hechos con materiales locales usados de forma sustentable.